¿Quiénes podrían tener más riesgo de morir por COVID-19?